domingo, 12 de octubre de 2008

De vuelta a mi incomparable Quito

Bueno, nuevamente estoy en Quito... feliz de ver a mi familia recibirme en el aeropuerto y llegar a mi casa donde mi habitación estaba tal como la dejé cuando partí para Bogotá... nada se compara con la calidez del hogar de uno! es una verdadera dicha y deberíamos disfrutarla a cada momento y no solo cuando nos damos cuenta...