lunes, 15 de junio de 2009

"Ojeando" a través del libro de mi vida



Y bueno... resulta que después de tanto tiempo le estoy nuevamente dando la cara a mi blog que ha estado tan descuidado últimamente. La forma más adecuada de hacerlo me parece que es comentando un poco los últimos acontecimientos que han venido sucediendo en el transcurso de mi vivir.

Es así que he preferido que el contenido de este blog no sea tan técnico, sino por el contrario... abierto a opiniones de distinto índole y temas diversos.

Hoy simplemente comentaré que la gran mayoría de memorias e historias que tengo en mi mente, plasmadas en mensajes de borrador que a menudo me sirven de bitácora, hojas de diarios descuidados que se apilan discretamente sin que nadie lo note, entre otros medios que me sirven para intentar retener en mi memoria demasiada información que es imposible procesarla simultáneamente; les dejo un breve recuerdo que de pronto resucitó en mí y de hecho me incentivó a escribir esta entrada:

"Fue el pasado fin de semana, que en un partido de fútbol... de esos en los que por primera vez nos insribimos con los amigos del cole y la u, con el pretexto de hacer deporte y no perder contacto, eran las canchas de Fútbol Makalayo íbamos ganando 3-2 y tenía una tarjeta amarilla (Extremadura 3- 2 Gamini), terminó el primer tiempo y decidí jugar como arquero para según yo asegurar que no entren más goles para nuestro equipo.

Transcurrían 15 minutos del segundo tiempo, y el marcador se mantenía... hasta que un jugador del equipo contrario se escapó por la banda derecha y nos enfrentamos a un mano a mano... de pronto sucedió lo inesperado... un tiro a corta distancia que impactó en mi ojo y ceja izquierda... el balón no entró a la portería pero yo quedé sentado en el césped sintético sin poder mirar con mi ojo izquierdo y una molestía que aún no cesa.

Cerré los ojos temiendo abrirlos nuevamente, alguien dijo que salió sangre del ojo y que el cambio de arquero era inminente. Una vez que escuché ese comentario acenté inmediatamente y el cambió se suscitó.

Mientras salía de la cancha con los ojos cerrados y guíado por mi buen amigo Galo, toda mi vida pasó en esos segundos... me decía: y si se me desprendió la retina, y si no podré ver nuevamente, y si no seré el mismo nuevamente?...

Todo eso figuró en un momento, estaba muy asustado... decidí abrir los ojos... podía ver a medias, todos me preguntaron si estaba bien y en esos momentos únicamente asentía y les decía que estaba bien. Pero mis miedos seguían ahí latentes e incrementándose; decidí no pensar en lo peor y pedir Allá arriba que no me pase nada malo.

El partido termino 5-4 a favor del equipo contrario, y decidí darme un receso obligatorio para permitir que mi vista se recupere, confieso que en el ojo izquierdo miro una pequeña raya negra que me da la impresión que tengo rayada la córnea. Hago conjeturas super a la ligera porque tengo la esperanza que hasta el día de mañana tenga serias mejorías, de lo contrario tendré que pedir una cita médica para descartar o tratar posibles problemas mayores..."

Espero que todo salga bien y me recupere pronto, cualquier novedad estaré comentando a través de este medio.

2 comentarios:

andrescontilde dijo...

Amiiiigo ... no te descuides de esta nota del ojo man ... mejor anda rápido a hacerte ver para que te quites la incertidumbre.

Bacán que hayas retomado el blog loco!!

Solecito dijo...

Yo quisiera saber si al fin el doctor te vio el ojo o no... Deberias de escribir y contarnos como te fue al fin, y como estas.. nos dejaste a "medias" la novela!


Besos, recuperate proooonto!!

Solecito ☼